sábado, 30 de abril de 2011

EL HIGADO GRASO




Definición del hígado graso
Es una acumulación de grasas en las células del hígado. Los síntomas suelen ser fatiga crónica, dolor en la parte superior derecha del abdomen, malestar general y sensación de pesadez después de las comidas aunque también es cierto que hay muchos pacientes sin ningún síntoma.
El hígado suele estar también un poco agrandado aunque no suele producir dolor. El problema es que si no tratamos esta enfermedad algunos casos pueden terminar en una cirrosis irreversible.
Aunque algunos casos se relacionan con el alcoholismo la mayoría se deben, hoy en día, a la obesidad y a altos niveles de colesterol y triglicéridos. La mayor incidencia de la diabetes tipo dos (la que no necesita inyectarse insulina) también favorece el desequilibrio metabólico.


Nutrición para el hígado graso
Hemos de evitar las rápidas pérdidas de peso o las subidas y bajadas del mismo (muy típico en la gente que hace dieta) ya que son jun factor añadido que aumenta el riesgo. Lo ideal es buscar una dieta adecuada a nuestro caso que nos ayude a perder peso gradualmente.
Evitar la leche de vaca (mejor el yogur y el kéfir), quesos curados, las grasas de origen animal y el alcohol son pautas básicas. Hemos de reducir el azúcar y los dulces y por otro lado cuidar que no nos falte la proteína en la dieta (sobre todo las proteínas vegetales) ya que en muchos casos hay una gran resistencia a la insulina. Los endulzantes como el Agave y la Stevia nos irán muy bien en estos casos.
En estos casos hemos de tener siempre en cuenta los antioxidantes, como la vitamina A, C, E y el Selenio, que pueden colaborar en evitar una degeneración celular.
Los alimentos ricos en fibra (vegetales y cereales integrales) nos ayudarán a absorber menos grasas y azucares de la dieta.
El pescado azul, las legumbres, las semillas y los frutos secos crudos (en poca cantidad) nos ayudarán también en nuestra lucha contra el colesterol.
El limón es un gran aliado en estos casos (podemos añadirlo al agua y a las ensaladas). Una buena combinación es el zumo de zanahoria y limón.
Fitoterapia para el hígado graso
Una mezcla de Cardo Mariano, Diente de león, Centaurea y Alcachofera puede sernos de gran ayuda. Tomar una taza antes del desayuno, comida y cena.


Otros consejos para el hígado graso
Es conveniente evitar o al menos no abusar, de medicamentos como antiinflamatorios, analgésicos o anticonceptivos.
Hemos de plantearnos una actividad física, a ser posible diaria ya que favorece la pérdida de peso y el equilibrio metabólico.
Si vemos que nuestro sistema nervioso es causante de nuestro desequilibrio quizá ya es la hora de replantearnos horarios y prioridades en nuestra vida. Dedicar unos minutos a respirar tranquila pero profundamente es uno de los remedios más baratos y eficaces de reducir el estrés y oxigenarnos.
Un gran remedio que nos propone el naturismo son las envolturas frías. Envolver el abdomen y cintura con un paño mojado en agua fría y luego escurrido. Lo cubriremos con una toalla y lo dejamos toda la noche. La persona nunca debe sentir frío sino deberíamos retirarla.
En aquellas personas que están en etapas más avanzadas de la enfermedad (inflamación o fibrosis hepática importante), pueden usarse algunos medicamentos que pueden ayudar, como antioxidantes (vitamina E) o agentes sensibilizadores de la insulina. Dentro de este último grupo de medicamentos, destaca el uso de pioglitazona, que ha demostrado beneficios normalizando las aminotransferasas y mejorando la histología hepática en un estudio piloto, y más recientemente en un estudio randomizado. Actualmente se está llevando a cabo el estudio PIVENS, auspiciado por el Clinical Research Network, auspiciado por el NIDDK, que comparará el uso de pioglitazona con vitamina E para pacientes con esteatohepatitis no-alcohólica.
El hígado es el órgano más grande del interior del cuerpo y juega un papel vital ya que realiza numerosas y complejas funciones imprescindibles ya que todo lo que comemos, respiramos y absorbemos por la piel es metabolizado, filtrado, refinado y desintoxicado por él. De ahí que algunos autores lo definan como “la central electroquímica del organismo”. Además es el único órgano que recibe sangre de dos fuentes: una que proviene del corazón y contiene oxígeno y otra que procede del estómago y los intestinos que básicamente transporta nutrientes. Además, el hígado convierte los nutrientes en sustancias que el cuerpo puede luego usar. Así, procesa carbohidratos, proteínas, grasas y minerales para que puedan ser utilizados en el mantenimiento de las funciones del cuerpo y fabrica y exporta sustancias químicas como la bilis, esencial para la digestión de las grasas en el intestino y su eliminación del organismo.
El hígado graso se le denomina como una patología o enfermedad que provoca un acúmulo excesivo de grasa en las células hepáticas.


¿A QUÉ SE DEBE ESA EXCESIVA ACUMULACIÓN DE GRASAS EN EL HÍGADO?
Una de las causas principales de la aparición del llamado hígado graso es seguir una dieta rica en grasas y en hidratos de carbono carente de frutas y verduras, pues este tipo de alimentación no sólo altera la flora bacteriana intestinal sino que además hace que el hígado llegue un exceso de grasa que éste no es capaz de metabolizar.
El 60% de las personas con hígado graso tienen sobrepeso u obesidad. Pero también el alcoholismo, la ingesta excesiva de hidratos de carbono refinados y grasas, la diabetes, la acidosis metabólica crónica, los trastornos congénitos de metabolismo (del glucógeno, de la galactosa, de la homocisteína, etc), la hepatosis del embarazo, el consumo crónico de fármacos (como salicilatos, paracetamol, ibuprofeno, ácido valproico, tetraciclinas, corticoides, etc.), el deterioro de la flora bacteriana intestinal con el consiguiente aumento de la fermentación pútrida o el sufrimiento de la mucosa intestinal pueden propiciar el cuadro clínico que se diagnostica como hígado graso.


¿CUÁLES SON SUS SÍNTOMAS?
Aumento del tamaño del hígado.
Dolor intermitente en el cuadrante superior derecho del abdomen.
Al hacer un análisis de sangre los niveles de las fosfatasas alcalinas y las transaminasas pueden estar más altas de lo establecido como normal y porque además puede asociarse e hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia e hiperglucemia.


RECOMENDACIONES:
Evita la obesidad o el sobrepeso.
Evita o limita la ingesta de alcohol.
Evita o, al menos, no abuses de los medicamentos, especialmente de analgésicos y antiimflamatorios.
Cuida la alimentación. Evita la leche de vaca, los quesos curados y las grasas de origen animal, reduce el azúcar y los dulces, cuida que no falten las proteínas vegetales en la dieta; toma antioxidantes como el selenio y las vitaminas A, C y E, alimentos ricos en fibra, pescado azul y legumbres, frutas y verduras que aseguren el buen estado de la flora intestinal.
Hacer ejercicio moderado a diario.


NUESTROS PRODUCTOS
En primer lugar , para erradicar de raiz este mal, recomendamos un programa de limpieza y equilibrio nutricional de 30 días (Combo Clen9Plus-B Ref.. 400), este  plan ayuda a que el cuerpo elimine todos los toxicos y restablezca las funciones de todos los sistemas del cuerpo que han estado fallando, en su defecto podríamos comenzar con el programa Clean9(Ref. 217), plan de desintoxicación de nueve días., despues seguimos con los siguientes productos:


Pulpa de Aloe Vera (Ref: 015): Contiene las vitaminas necesarias para este problema además de otras 9 vitaminas necesarias, 20 minerales, 18 aminoácidos. Todo para aquellos que buscan mantener un sistema digestivo saludable y un nivel de energía más alto.


Fields of Greens (Ref: 068): Combina tiernos brotes de cebada, trigo, alfalfa y cayena. Esta combinación nos ayuda a tener digestiones menos pesadas, siendo un aporte de fibra saludable. Es ideal para aquellos que no incorporan habitualmente verdura en su dieta.


Forever Nature´s 18 (Ref: 271): Compuesta por la combinación exclusiva de 18 frutas y verduras con un gran contenido en antioxidantes y otros fitoelementos que ayudarán a reforzar tu sistema inmunológico y mantener tu salud.


Artic Sea Super Omega 3. (Ref. 039) para restablecer los niveles normales de colesterol
Forever Garlic Thyme (Ref. 065) para ayudarle al sistema circilarotio
Forever Garcinia Plus (Ref. 071) para las funciones del renales y del pancreas


PEDIDOS Y MAS INFORMACION O AFILIACION COMUNICATE YA: Gte Aguila MARIO DOS SANTOS TEL:0424-5009914
Publicar un comentario en la entrada